Actualidad

comparte...Share on FacebookTweet about this on Twitter

Objetivo: lúpulo ecológico de la Comunidad de Madrid

Bustarviejo, 7 de Marzo de 2018

Espárrago de culebra, espárrago de ortiga, zaramancón o cañamiza, son algunos de los nombres por los que se conoce popularmente al lúpulo silvestre que crece en la Comunidad de Madrid. Nunca ha sido cultivado ni recolectado, pero ésta planta asociada a la producción de cerveza desde la baja Edad Media está entre nosotros desde tiempos inmemoriales.

El auge de la demanda de lúpulo a raíz de la proliferación de fábricas de cerveza artesana, sumado a la escasez de oferta de cultivos de cercanía y, a la inexistencia de productores de lúpulo ecológico, ha favorecido la confluencia para la puesta en marcha de el Grupo Operativo Lúpulo Ecológico.

La iniciativa ha sido impulsada por tres cerveceras de la Comunidad de Madrid, Gabarrera, Monasterio y Bailandera, junto con Rayo Verde Agricultura, cooperativa de producción y distribución de productos ecológicos de la ribera del Tajuña, y el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA). Pretende conseguir lúpulo ecológico de cercanía a través de la recogida, reproducción mediante cultivo y posterior análisis de muestras de lúpúlo salvaje y la obtención de variedades productivas adaptadas a las condiciones climáticas de la zona. Estas variedades se compararán con otras de carácter más comercial, como Cascade y Chinook, para establecer el comportamiento de las autóctonas frente a las comerciales.

Con todo ello se persigue la disminución de costes en la obtención de lúpulos, la disminución de la huella de carbono, así como la generación de puestos de trabajo locales.

El proyecto tendrá una duración de tres años, y está abierto a la cooperación de más grupos interesados en la materia. Se puede contactar y consultar su evolución en www.lupuloecologicomadrid.info